viernes, 29 de julio de 2011

¿POR QUE LLORA UN BEBE AL NACER?

El recién nacido llora con gran desesperación.
La ciencia médica aporta su científica razón.

Fisiológicas razones explican ese llorar.
Pero pienso que hay motivos que se deben agregar.

El bebé hasta ese momento vivía aislado del mundo.
Su existir acontecía de su madre en lo profundo.

El amnios era burbuja mas no era una prisión.
Era cápsula segura, era eficaz protección.

De pronto sin previo aviso, el ser indefenso, tierno,
es arrancado de golpe del suave claustro materno.

El bebé así sorprendido llora con gran desconsuelo.
Cambió su amoroso lecho por nuestro inclemente suelo.

Pero una vez ya nacido advierte una novedad.
De entender lo que le ocurre no hay posibilidad.

El contacto con el mundo le crea una condición.
El bebé advierte cosas producto de su intuición.

Y vislumbra que afuera un mundo desconocido
plagado está de amenazas para el ser recién nacido.

Agresiones materiales, miseria, hambre, dolor.
De males todo un sinfín. Cien espinas y una flor.

Su intuición lo hace llorar a cuenta del padecer
que en su vida ha de sufrir. Ocurre con más de un ser.

Y recibe la advertencia el sufriente inseguro
delo que puede ocurrirle. Si es que tiene algún futuro.

Demos consuelo al que llora. Pues no está equivocado.
Tratemos que en el futuro el mundo sea de su agrado.

ALDO B VENTURA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada